jueves, mayo 19, 2022

6 de junio: entre hipócritas y cobardes. Por: Ricardo Espinosa de los Monteros Zazueta.

Lo lamentable del asunto es la tibieza con la que han reaccionado a nivel local los candidatos de la Alianza va por Sinaloa.

Encuestas van, encuestas vienen. La elección para gobernador en Sinaloa está cerrada. Muchas encuestas que hemos visto son con una orientación partidista. Son pocas encuestas cara a cara que son las más precisas, las demás son inductivas. Las encuestas en ese sentido son de quien las paga.

Sin embargo, debemos entender que esta elección es una elección de estado. AMLO está metido hasta la coronilla en esta elección. No especulo, él así lo ha declarado. La utilizacion de todos los activos mediaticos y financieros del gobierno han viciado esta elección. Entre los programas sociales de corte electoral, la utilización de las homilias mañaneras para influir en la conciencia colectiva, ponen en evidencia una contienda electoral inequitativa y Sinaloa no es la excepción.

Coincido plenamente con Lorenzo Cordova, consejero presidente del INE: esta elección está envenenada con la grotesca e inconstitucional intervención de López Obrador. Lo lamentable del asunto es la tibieza con la que han reaccionado a nivel local los candidatos de la Alianza va por Sinaloa.

Tienen mucha razón el periodista Juan Manuel Partida, Oswaldo Villaseñor y Miguel Angel López: es en el periodismo independiente, democratico, que se opone al totalitarismo de Morena donde se está haciendo la chamba que los tibios candidatos de la Alianza deberian realizar. Es irritante la falta de un espíritu de cuerpo por parte de los que se habrán de beneficiar con diversos puestos de elección popular, cuando no han sido capaces de ponerle huevos al asunto. Una disculpa por la expresión llana, pero esa es la realidad.

La cobardía y la falta de creatividad ha sido una constante en esta elección, por parte de quienes deberían representar con mayor vigor a la sociedad sinaloense. Está en juego nuestra autonomía, soberanía e independencia de nuestro estado, ante un movimiento centralista y totalitario. La estrategia aliancista es errática y no focalizó nunca los nodos peligrosos que implica la 4T en Sinaloa.

Al final de cuentas será la sociedad sinaloense la que decida los destinos y el futuro de la patria chica. Si perdemos, será culpa de esa alianza que no supo o no quiso enfrentarse de forma clara y vertical a un proyecto autocratico, despotico y totalitario. Amén de las traiciones y el ominoso silencio de los supuestos lideres empresariales, que de nueva cuenta han quedado a deber a los sinaloenses. Su silencio es un silencio que abona al proyecto antidemocrático que se encarna en la candidatura de Ruben Rocha Moya. La infidelidad y la omisa cobardía son dos caras de la misma moneda. La responsabilidad social, esa que llena sus bocas solo con fines mercantiles, es de lo que realmente adolecen. En sus bocas cerradas una muestra palpable de su falta de conciencia civil y responsabilidad comunitaria. Son parte de esta gran trama para destruir Sinaloa.

¡Hipócritas!

OPINIÓN

Política

Insatisfacción del desempleo

Todos alguna vez hemos sentido esa necesidad...

Las Conquistas del Maniqueísmo

Adrián Espinosa Dentro de...

¿Es verdad que habrá cámaras en las casillas?

A tan solo cuatro días de que...

SCJN inicia discusión de maternidad subrogada

La Suprema Corte de Justicia de la...

Avión presidencial recibirá mantenimiento en EU

El secretario de Hacienda, Arturo Herrera, confirmó que el avión presidencial viajó...